Quantcast
La Ganga Online
1:31 a.m., 11/28/2014 | 45°

Depresion infantil


Lunazul

12/7/2012, midnight
Depresion infantil

Si detectas que tu hijo está triste, irritable y aburrido, pero además presenta síntomas físicos, como dolor de cabeza o estómago, es probable que esté deprimido. El diagnóstico y tratamiento oportunos son determinantes para que en la vida adulta ya no padezcan esta enfermedad, indica Dalia Wallace, directora clínica de Psiquiatría perteneciente al Austin State Hospital.

"También pueden presentar alteraciones del sueño, como insomnio, despertar cansados o tener pesadillas. Se ve alterado el apetito: aumenta o disminuye. En casos graves, los niños comentan que estarían mejor muertos", asegura la especialista médica.

De acuerdo con la Guía Clínica para los Trastornos Afectivos en Niños y Adolescentes, editada por este hospital, la duración de los síntomas es de al menos dos semanas, y deterioran la vida cotidiana.

Lo habitual es que un episodio depresivo no dure más de seis meses; sin embargo, después de un primer episodio la posibilidad de presentar otro es cada vez mayor.

Explican que el Trastorno Depresivo Mayor (TDM) tiene múltiples causas de origen.

"En lo que concierne a los factores biológicos, muchos investigadores creen que puede ser causada por desequilibrios químicos en el cerebro, los cuales pueden ser hereditarios o causados por sucesos de la vida de una persona", comenta la Guía Clínica.

Añade que el principal neu-rotransmisor relacionado con la depresión es la serotonina, que se encarga de regular diferentes funciones como el ánimo, impulsos y el apetito.

"Estudios genéticos apuntan que se trata de un trastorno que puede tener componente hereditario, pues es muy frecuente encontrar antecedentes familiares (padres, hermanos, abuelos, tíos, entre otros) en chicos con TDM", agrega.

Actualmente existe evidencia de que una madre deprimida es un factor de riesgo para la aparición y el mantenimiento de síntomas depresivos en los hijos, y tratar a la madre ayuda a mejorar la depresión en los chicos, cita la Guía.

Se indica que igualmente se relaciona con factores ambientales como el estrés.

"En los niños se produce como una reacción a problemas familiares, como son la agresión de los padres, una disciplina punitiva y discordia entre los padres de familia".

Existe una prevalencia de esta enfermedad del 1 por ciento en niños preescolares, mientras que en escolares es del 2 por ciento.

La literatura reporta que es más frecuente en mujeres, lo cual puede explicarse por factores medioambientales, como la adversidad de tipo familiar y las expectativas que se tienen sobre este género.

"Por otro lado, a las mujeres se les ha educado a expresar más y de mejor manera sus sentimientos en comparación

con el género masculino", precisa la experta médica.

La psiquiatra señala que en la depresión en casos leves se indica, de primera intención, el recurso de la psicoterapia.

"En cambio, en depresiones moderadas o graves la primera intervención es el uso de antidepresivos", concluye.