Quantcast
La Ganga Online
3:17 p.m., 10/1/2014 | 85°

Gaviota de alto vuelo


México

12/28/2012, midnight
Gaviota de alto vuelo

Si el regreso del PRI al poder fue el hecho que marcó a México en 2012, una mujer se lleva una parte del crédito de este hecho.

Angélica Rivera era una de las actrices más populares de la televisión mexicana cuando conoció al actual presidente de la República. Corría el año 2008 y Enrique Peña Nieto, entonces gobernador del Estado de México, ideó una campaña publicitaria para promo-cionar su gestión a través de varios famosos y Rivera fue elegida para participar. El tiempo pasó, la relación comenzó y unos meses después, tras un encuentro con el papa Benedicto XVI en el Vaticano, donde un micró-fono indiscreto descubrió sus intenciones, anunciaron el compromiso.

Las telenovelas en México son la religión más venerada, llegan a todos los sectores socioeconómicos. Mucha gente podía no saber quién era Peña Nieto y gracias a Angélica, lo conocieron. Desde un principio, los medios hicieron una cobertura informativa permanente de la pareja.

La boda se ofició en 2010 en la catedral de Toluca, y tras la ceremonia, la multitud congregada en el templo se abalanzó para hacerse con flores y adornos.

Desde entonces Angélica Rivera (nacida en la Ciudad de México en 1969) dejó aparcada su carrera.Ella había comenzado a trabajar a los 15 años, al ganar el concurso El Rostro de El Heraldo, lo que le valió aparecer de modelo en el video del cantante Luis Miguel "Ahora te puedes marchar".

Después de numerosos papeles, alcanzó el estre-llato en 2007, con la novela "Destilando Amor", donde dio vida al personaje de La Gaviota, apodo por el que popularmente se la conoce aún hoy. Ese mismo año inició los trámites para divorciarse del productor José Alberto Castro, con quien tiene tres hijas.

Tras conocer a Peña, ella dio un cambio de 180 grados también a su estilo. Desde que se hicieron novios se oscureció el cabello, empezó a llevar maquillaje más limpio, trajes sastre y telas lisas. Se sofisticó

para proyectar una imagen conservadora. Angélica se ha implicado en el proyecto de su esposo.

Entre otras críticas, Peña Nieto ha sido acusado de haber posicionado su imagen mediante contratos millonarios con Televisa. "No podemos montar nada en el corazón de la gente", respondía Angélica Rivera en una entrevista concedida en 2009 a Televisa.

El mismo día de la boda, una encuesta dio el visto bueno a la pareja.

En aquel momento, el 68% de los ciudadanos contestó que desearía que Rivera y Peña Nieto fuesen la siguiente pareja presidencial. Dos años después, como si de una telenovela se tratase, las urnas concedieron el deseo.