Quantcast
La Ganga Online
9:12 p.m., 7/27/2014 | 64°

A cada 28, San Judas


Mexico

11/16/2012, midnight
A cada 28, San Judas

Las creencias forman parte de la idiosincrasia de un pueblo. Así 28 entre 35.000 y 40.000 devotos y el doble el 28 de octubre, festividad del santo. Y se celebran sin interrupción, desde las cinco que si quiere conocer una extraordinaria manifestación de religiosidad popular no contaminada por el turismo de masas acérque-se un 28 de cada mes al cruce del Paseo de la Reforma y la Avenida Hidalgo, en la Ciude la mañana hasta las 10 de la noche, 16 misas en las que los fieles abarrotan el templo y su patio exterior.

San Judas Tadeo -no confundir con el traidor Iscariote- era uno de los apóstoles, según el Nuevo

ción la juventud de la mayoría de los devotos. Proceden de todas las capas sociales, muchos son reguetoneros de origen humilde.

dad de México. Se impresionará con lo que verá.

Si anda despistado puede pensar que se ha organizado una de las tantas marchas para paralizar la ciudad. Pero los manifestantes, en vez de enarbolar pancartas cargan con figuras de un santo, unas minúsculas, otras de tamaño natural y recargadas de escapularios. Son los san-juderos, los devotos de San Judas que se reúnen cada mes en torno a una imagen del apóstol en la iglesia de San Hipólito, una de las más antiguas de la ciudad.

Repleto de fieles el templo y el atrio (caben unas 3.000 personas) las cuerdas se bajan y empieza la misa, una ceremonia católica con algunos detalles originales. No se da la comunión, para evitar aglomeracio-Testamento, y en la tradiones.

Por eso muchos fieles asisten a la iglesia a rogar por un milagro. Pero otros cuyas peticiones han sido atendidas vuelven para agradecer el favor regalando dulces, escapularios y flores. "Un día mi hijo de tres años se perdió. Y él me lo regresó", cuenta Alfonso, que desde día acude reparte sanjuditas y claveles por fuera de la iglesia.

A San Judas acuden ancianos y adultos, muchos de ellos con bebés en los brazos, pero llama la átencion a

los devotos que elevan las imágenes que cargan hacia el altar, para que sean bendecidas. Y antes de terminar no falta un minuto de mer-chandaising para recordar a losfieles que a la salida pueden adquirir la revista Presencia Apostólica y botellas de la muy saludable agua de Sanjudas.

Con la canción Amigo, del muy religioso Roberto Carlos, concluye la ceremonia: unos fieles salen por la parte delantera y las cuerdas vuelven a levantarse para que otros llenen el templo.