Quantcast
La Ganga Online
5:14 p.m., 9/30/2014 | 71°

Cuídemosla


Actualidad

11/23/2012, midnight
Cuídemosla

Estados Unidos celebra el 22 de noviembre el día de Acción de Gracias, uno de sus feriados más importantes, pero algunos temen que la pasión por las compras del "Viernes Negro", que sigue a la tradicional cena y lanza la temporada de ventas navideña, sea aún más desenfrenada este año.

Para festejar 'Thanksgi-ving', que supone un feriado de cuatro días, unos 38.2 millones de estadounidenses toman por asalto las carreteras y 7.4 millones los aviones, según cifras de la American Automobile Association (AAA). La mayoría se reúne con su familia y 88% comparte el tradicional pavo.

Durante esta fiesta se consumen 46 millones de estas aves menos una: la que Barack Obama haya perdonado la víspera, conforme al ritual anual que cumplen todos los presidentes.

Tras el postre, mucho corren a los centros comerciales para no perderse los descuentos del Viernes Negro, cuando los minoristas bajan los precios de la vestimenta, juguetes y los productos electrónicos.

Este año se espera una mayor locura consumista.

Tan importante es el Viernes Negro para los minoristas -potencial-mente supone más de $20 mil millones en ventas, que muchas de las grandes tiendas este viernes abrirán más temprano que nunca.

Sears tiene previsto abrir sus puertas la mañana del mismo día de Acción de Gracias, mientras que en Toys 'R' Us se podrá comprar desde las 22:00 horas del jueves, un horario inédito para esta cadena. Los hipermercados Wal-mart Supercenters directamente no cerrarán.

No todos están contentos. Más de 390 mil personas firmaron una petición en línea solicitando a Target, una cadena de tien

das por departamentos y de alimentos, reconsiderar su plan de abrir en la medianoche del mismo jueves de Acción de Gracias.

Todo esto está muy lejos de la original celebración de Acción de Gracias en 1621, cuando los colonos de Inglaterra compartieron con los nativos americanos una fiesta de tres días en el actual estado de Mas-sachusetts para dar gracias a Dios por las cosechas y a los indígenas de la región por ayudarlos a sobrevivir en el Nuevo Mundo.

Emular esa comida cuesta hoy cerca de $100 para una familia de 10 personas, unos $8.73 más que el año pasado, según estimaciones de la Federación de Granjas (AFBF, por su sigla en inglés).

Muchos que no quieren preparar una gran cena -y lavar platos después- están optando por hacer su cena en restaurantes, que ofrecen menú especial de $14 por adulto y $10 para niños menores de 10 años.

El verdadero espíritu de la tradición se está perdiendo. Ojalá ayudemos a recuperarlo.

no un día de compras nacional", escribió uno de los firmantes, de origen hispano, Carlos Enrique Sánchez, de Chicago, Illinois.

"Animar a la gente a comprar en el medio de la noche es muy extraño. Las tiendas deben cuidar la tradición de la reunión familiar", añadió Marcos Castro de Santa Cruz, California.

Anthony Hardwick, de 29 años, un empleado de Target en Omaha, Nebraska (centro), inició la petición porque consideraba injusto que los empleados tuvieran que trabajar en un feriado familiar.

Todo esto esta lejos del a original celebración de Accion de Gracias en 1621, cuando los colonos de Inglaterra compartieron con los nativos americanos una fiesta de tres días en el actual estado de Massachusetts para dar gracias a Dios por las cosechas y a los indígenas de la región por ayudarlos a sobrevivir en el Nuevo Mundo.

Emular esa comida cuesta hoy cerca de $100 para una familia de 10 personas, unos $8.73 mas que el año pasado, según estimaciones de la Federacion de Granjas (AFBF, por su sigla en ingles).

Muchos que no quieren preparar una gran cena –y lavar platos después- están optando por hacer su cena en restaurantes, que ofrecen un menú especial de $14 por adulto y $10 para niños menores de 1 años.

El verdadero espíritu de la tradición de esta perdiendo. Ojala ayudemos a recuperarlo.