Quantcast
La Ganga Online
2:58 a.m., 11/26/2014 | 50°

Y las cosas... por su nombre


Lunazul

11/30/2012, midnight
Y las cosas... por su nombre

Haga este ejercicio: escriba un listado de los nombres que conoce para referirse al pene. ¿Serán más de 15? Ahora enliste los que se utilizan para designar a la vulva. Es probable que rebasen los 20.

Por último, haga listas similares para observar cuántas palabras usa para hablar de los ojos, los codos, las piernas, las orejas... es casi un hecho que no halle más de dos o tres términos para cada una de esas partes del cuerpo.

¿Y para explicar cómo nacen los bebés?, ¿cuántas "explicaciones" conoce?

¿Por qué no llamarle al pene, pene; y a la vulva, vulva? Si su respuesta es que el folclor o la riqueza lingüística del español abre muchas posibilidades, lo más seguro es que, sea un papá o una mamá a quien le sonroja hablar de sexualidad con sus hijos.

Llamar a todas las partes del cuerpo por su nombre tiene un sentido de importancia que pocas veces se imagina. Es desde una forma con la que los mismos niños pueden prevenir el abuso sexual, hasta la base para lograr un buen control de esfínteres, comenta Elena Laguarda, educadora sexual infantil.

También para desarrollar la confianza que los hijos pueden tener en sus padres para compartir dudas y alegrías en cada etapa de su vida.

"Hay que nombrar al pene y a la vulva como nombras la oreja, es importante para que los niños lo sepan y que no se formen una idea de que tienen que ver algo con lo prohibido; hacerlo les ayuda a integrar sus genitales como una parte de su cuerpo, que también necesita cuidado y que es nombrable", aclara.

Incluso que niños y niñas identifiquen su pene y su vulva respectivamente, es de gran ayuda cuando quieren explicar alguna molestia en esa parte o describir si alguien los ha tocado ahí.

¿Y PAPÁ YMAMA?

Los expertos definen a una persona adulta sexualmente sana según conductas como:

Valora su propio cuerpo

■ Interactúa con ambos géneros de una manera respetuosa

■ Respeta la orientación sexual de los demás

■ Evita relación basada en la explotación y la manipulación

■ Decide con conocimiento de causa respecto a opciones de familia y estilos de vida

■ Distingue los comportamientos sexuales que realzan la vida y los que son perjudiciales para sí mismo y para otros

■ Evita comportamientos que conllevan prejuicios

■ Expresa su sexualidad a la vez que respeta los derechos de los demás

■ Busca información que le permita mejorar su sexualidad

■ Utiliza métodos anticonceptivos de manera eficaz a fin de evitar embarazos no deseados

■ Asiste a reconocimientos médicos regulares y se realiza autoexámenes de los testículos o de los senos

PARTE DE UN TODO

La única forma de integrar (mentalmente) los genitales a todo el cuerpo es nombrándolos por su nombre, así adquieren la noción de que son suyos y que no

les pertenecen a otra persona, agrega Laguarda.

Igualmente ayuda a fomentar en los pequeños actitudes de autocuidado.

"Todo su cuerpo es igualmente importante, y puedes