Quantcast
La Ganga Online
1:40 a.m., 12/20/2014 | 57°

¿Que es lo que pasa?


Deportes

2/1/2013, midnight
¿Que es lo que pasa?

El fútbol puede ser tan hermoso como ingrato. Los directores técnicos saben, mejor que nadie, que la escalera del Cielo al Infierno tiene un sólo escalón.

Tener el balón fue el sello que distinguió a los mejores jugadores y a los mejores equipos. Con las variaciones propias de cada cultura, desde que este juego se patentó, los futbolistas que se distinguieron se realizaron cuando el talento les permitió organizarse con la pelota. Acostumbrado a reunir a los jugadores más destacados de cada generación, el Real Madrid edificó su leyenda alrededor del balón.

Hasta que llegó el portuguésJoséMourin-ho para cambiar la historia y los jugadores le vieron desdeñar la posesión para centrarse en el trabajo defensivo y dedicar horas a orquestar campañas de comunicación para cuidar su prestigio y su imagen mítica.

Los jugadores descubrieron hace tiempo que la prioridad del técnico es salvar su reputación internacional.

"No podemos más", dice un futbolista extranjero, que confiesa al que el vestuario está abatido. "Nos mintió cuando dijo que nos protegería.

Cumplida la primera ronda de la Liga, con 19 partidos disputados, el Madrid de Mourin-ho nunca había tenido menos puntos (37 frente a los 49 del año pasado y los 48 de 2011). Para encontrar una temporada con menos puntuación hay que remontarse a la 2005-2006, antes de que la depresión económica partiera al fútbol español, cuando al Madrid lo sacudían los bandazos institucionales y Wanderley Luxem-burgo, el entrenador, no pasó de los 33 puntos a estas alturas del campeonato.

Los jugadores aseguran que entre 2010 y 2012 aguantaron cosas que no le habrían tolerado a ningún técnico. El presidente, Florentino Pérez, lo sabe porque más de un futbolista le advirtió de que Mourinho no era el hombre adecuado para entrenar al Madrid.

Con la Copa del Rey en su poder, en abril de 2011, Mourinho se atrevió a revelar la esencia de un ideario que muchos se apresuraron a aplaudir.

"El gran fútbol no es tener la posesión del balón", declaró.

Año y medio después el Madrid ha ganado una Liga a cambio de perder el balón y la moral. La hora de irse está cerca.