Quantcast
La Ganga Online
9:13 p.m., 7/27/2014 | 64°

Nada lo Tumba


Deportes

2/8/2013, midnight
Nada lo Tumba

Para destacar en la vida, además de ser talentoso, se requiere una personalidad peculiar. Quien tenga estas características va directo a triunfar en su carrera. Es el caso de uno de los atacantes más controversiales y queridos del fútbol mexicano: Cuauhtémoc Blanco.

El 'Cuau* pasará a la historia de los escándalos deportivos por los incidentes que ha tenido, desde legales con quien fuera su pareja, Liliana Lago, hasta broncas dentro y fuera de la cancha, como el golpe que le propinó al comentarista David Faitel-son en 2003.

Al igual que la pelea que originó en 1999 entre jugadores de Chivas y América, así como el codazo que le dio a Anderson Lima, del Sao Cae-tano, en un partido de la Copa Libertadores, lo que desató una batalla campal en el E stadio Azteca, de México.

Otra forma en la que ha llamado la atención es con sus polémicos festejos que van desde la famosa cuaute-minha, hasta la imitación a un perro orinando.

Es ese carácter impetuoso y su forma burlona de conducirse por las canchas y la vida, es lo que lo ha convertido en ídolo de muchos.

Pero, sería injusto juzgar a este delantero -y también actor- sólo por estos actos, pues en más de una ocasión ha demostrado el gran talento que posee, mismo que lo ha convertido en uno de los mejores futbolistas mexicanos de la historia.

Y pese a que sólo ha ganado un título de liga, en el Torneo Clausura 2005 con América, ya a los 19 años Cuau mostraba buen fútbol, desde 1992, cuando debutó con las Aguilas en el empate a un gol con León en el Nou Camp.

Desde ahí, ha tenido grandes logros, como el título de goleo del fútbol azteca en 1998 con 16 tantos, portando la playera del América, o el ser el único jugador de la Selección Mexicana que ha marcado en tres Mundiales diferentes: Francia 1998, Corea-Japón 2002 y en Sudá-frica 2010, ante Bélgica, Croacia y Francia.

Además de conseguir el Balón de Plata y el título de goleo, junto con Ronaldin-ho y Marzouq Al-Otaibi, de la Copa Confederaciones de 1999, convirtiéndose en el máximo anotador de este torneo con nueve tantos conseguidos.

En sus 20 años de carrera, ha militado con el América, Necaxa, Veracruz, Irapuato, Santos, Valladolid de España, Chicago Fire de la MLS y ahora en Dorados de Sinaloa.

Pocos futbolistas consiguen mantenerse en activo a los 40 años, los cuales apenas cumplió. Sin embargo, Cuauhtémoc Blanco lo ha logrado, en parte por su amor al terreno de juego, pero también porque es un verdadero ídolo del balompié mexicano, que siempre será aclamado y que sin duda, extrañado cuando decida ausentarse de las canchas para siempre.