Quantcast
La Ganga Online
7:47 a.m., 11/27/2014 | 47°

Vuelve el terror


Mexico

2/8/2013, midnight
Vuelve el terror

Lo que había sido una jornada normal de trabajo se convirtió en una tarde de terror para los empleados de Pemex el jueves 31 de enero.

Minutos antes de las 16:00 horas, cuando los trabajadores se dirigían a los relojes checadores para registrar su salida, ocurrió una explosión en el edificio B2, adyacente a la Torre de Petróleos Mexicanos.

El estallido destruyó el vestíbulo del edificio de 12 pisos, abrió un boquete en la fachada, hizo añicos cientos de ventanas y cimbró varias cuadras a la redonda en la zona.

En su cuenta de Twitter, Pemex informó, al principio, que desalojó su torre central por una "falla en el suministro de energía".

El Presidente Enrique Peña Nieto se presentó a las 19:20 horas para recibir de viva voz un reporte pormenorizado de lo ocurrido. Se retiró antes de las 21:00 horas y luego fue a visitar a los heridos.

El Gobierno convocó a expertos nacionales e internacionales para colaborar en las investigaciones. Varios días después se supo de la posibilidad de un atentado y distintas fuentes informaron a los medios que habrían encontrado restos de explosivos en las primeras pericias.

A pesar de que los funcionarios mexicanos que

entregan la escueta información a la prensa pidieron no especular, varios los diarios citan a fuentes de la petrolera y del Ejército que sostienen la hipótesis de "un acto premeditado".

El semanario Proceso informó que "participantes" en las investigaciones sostienen la idea de "un atentado" y dijo que "expertos consultados"

refirieron el hallazgo de "rastros de explosivo C4", una potente carga formada por explosivo químico y plástico que es de uso militar y se ha empleado en varios atentados terroristas.

Otras versiones sugieren que se trató de un atentado de Los Zetas, el cartel del narcotráfico conformado con militares desertores.